miércoles, 15 de abril de 2009

Rat race

-¿Por qué no escribes textos felices aún cuanto te sientes bien, Heberto?
Dijo ella con su habitual sonrisa que habitualmente me hace sonreir, aunque yo sonrio siempre procurando que nadie se de cuenta, para no tener que explicar los porqués. Luego yo, poniendo mi habitual cara de autista dije algo así.
-Pues porque pienso que la gente feliz no lee este tipo de cosas, así de sencillo. Alguien en conformidad con su existencia no tiene necesidad de andar hurgando en las percepciones/intuiciones/emociones de alguien más. Escribir es basicamente buscar una forma original de contar tus desgracias, y peor aún, es una competencia por ver quien es más desgraciado o quien es mejor para pretender serlo. Una carrera hacia el suicido colectivo, una museo de horrores interiores que nos sirven de amuleto, un atentado contra la irrealidad.

3 comentarios:

  1. Yo un día le di la vuelta a eso. Reconozco que lo hice por orgullo, convencido de que no iba a encontrar nada, e iban a darme la razón y a me dejarme tranquilo.
    Pero no fué así.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog, ya hice mía tu frase "escribir es una forma original de contar tus desgracias" es un clásico para mí..

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. oh what a rat race
    rat race

    rat raaa-a-a-aceeeeeeeeee

    saludos

    ResponderEliminar